miércoles, 7 de noviembre de 2018

REFLEXIONES ACERCA DEL NAK


      En este post, los alumnos de Musicología del Conservatorio Superior de Música De Navarra- María Echegoyen, Asier Arizkorreta, Iker Puente-Vea e Iker Narbona- y el profesor Luis San Martín, nos escriben sus reflexiones acerca de la pasada edición del NAK.

     Una iniciativa que nace en el 2017 dentro de la asignatura Musicología Aplicada IV relacionada con los siglos XX y XXI, con el objetivo de que los alumnos adquieran la costumbre de asistir a espectáculos relacionados con la música de vanguardia y despierten su capacidad crítica.

      Desde el grupo de gestión del NAK y el CMC Garaikideak os agradecemos enormemente vuestro extraordinario trabajo y compromiso con la música de nuestro tiempo. Eskerrik asko!!



      Del 21 al 29 de septiembre de 2018, Pamplona se convertía por un año más en el escenario del Festival NAK de Música Contemporánea de Navarra. Con el objetivo de promover iniciativas que permitan el estreno y difusión de obras de música contemporánea en la Comunidad Foral y dar visibilidad a nuevos compositores e intérpretes, en esta cuarta edición el eje temático de toda la programación ha sido la música y su relación con el cine: sonido e imagen.

      La innovación ha sido la nota presente en todos y cada uno de los eventos que han conformado esta variada propuesta: desde estrenos de diversos autores, pasando por talleres de hardware musical y de nuevas grafías en la música de vanguardia, hasta la proyección de una película de cine mudo con una banda sonora compuesta especialmente para la ocasión y la interpretación de piezas corales de la música de cine sacadas de su contexto. Cinco encuentros diversos, originales e inéditos componían este festival que no ha dejado a nadie indiferente. 

      Con el objetivo de reivindicar la música contemporánea y de acercarla al público de la calle, una vez más el mencionado festival culminaba con aplausos y alabanzas con una respuesta de los pamploneses, y por extensión de los navarros, que confirman que la música contemporánea atrae, gusta y emociona.

      Ya falta menos para la quinta edición.

Alumnos de Musicología del CSMN


 Silencio, se rueda (21 de septiembre, CIVICAN)

NAK18 (Foto: Ana Domínguez)
     El 21 de septiembre del 2018, en Civican de Pamplona a las 19.30h, da comienzo al concierto inaugural de la cuarta edición del Festival de Música Contemporánea de Navarra. Este festival que durará hasta el 29 de este mismo mes, tiene como objetivo una vez más, acercar la música contemporánea a los pamploneses rompiendo barreras y estigmas y demostrando que cualquiera de nosotros puede ser capaz de escuchar, entender e interpretar esta música; la música de nuestro tiempo. 

     Un año más, se mantiene la idea de establecer un eje temático durante todas las actuaciones del festival, en esta ocasión son la música y el cine los que se convertirán en hilo conductor de todas las interpretaciones, donde una vez más se estrenarán piezas inéditas. Así pues, imagen y sonido fueron los protagonistas de un concierto en el que vimos y escuchamos seis piezas jamás antes tocadas.
La idea, creación e interpretación musical corre a cargo del Centro de Música Contemporánea (CMC) GARAIKIDEAK. Iniciativa cultural de carácter privado y sin ánimo de lucro, creada en 2010, su misión se basa en componer, interpretar y promover la difusión de música contemporánea de nueva creación.

      El Coro Fundación Atena, que una vez más colabora con el festival NAK, se encargó de dar voz y poner sonido a las obras, guiados por un director y sin partitura alguna. Con chasquidos, susurros, gritos y demás sonidos, fueron ellos quienes pusieron voz y dieron vida a las imágenes que al mismo tiempo se proyectaban.

     El periodista y cineasta pamplonés Oskar Alegria Suescun ha sido el encargado de crear las silenciosas imágenes, que no mudas, a las que los compositores del CMC Garaikideak les han puesto música. Así, cuatro de las seis obras se convirtieron en una perfecta fusión de imágenes y sonido, mediante la cual nos transportaron a la historia que contaban.

     La fuerza e intensidad de un txistu y un tamboril sirvieron de introducción a la segunda pieza titulada “Zaldidantza” en la que las imágenes reflejaban, como bien dice el título, el baile de unos caballos. La obra “Anemic Time” que nos habla del círculo del tiempo, para continuar con el “Interludio”, una vez más con txistu y tamboril.
Así, en la segunda parte, disfrutamos de la obra “Gaua Itsasoan” con imágenes de un barco surcando el mar al anochecer, para terminar con “La lengua de los dioses”, en la que la naturaleza ha sido la protagonista.

     “Silencio, se rueda”, título de este primer concierto, nos ha demostrado cómo diferentes elementos sin aparente relación entre sí, pueden crear algo tan maravilloso y sorprendente: el arte. La fusión de instrumentos clásicos del siglo XVII, instrumentos folklóricos autóctonos, sonidos que nosotros mismos reproducimos en nuestra vida cotidiana, una mesa de mezclas electrónica y un conjunto de imágenes dieron lugar a una experiencia innovadora que no dejó a nadie indiferente.

      Rompiendo con el estricto protocolo que los músicos siguen al actuar de negro; vimos a los intérpretes vestidos completamente de blanco. Quizás como reivindicación de una nueva música, una nueva propuesta y un nuevo formato de concierto; o quizás como homenaje a la frase proyectada en una de las películas: “Porque la naturaleza interroga siempre vestida de blanco...”

    Arropados por un público diverso, se podría decir que se ha cumplido con una de las misiones: enseñar la música contemporánea al público y demostrar que no es un cúmulo de sonidos sin sentido, sino una historia, un cuento o una película que todo aquel quien tenga interés puede disfrutar. Es posible un cine con creaciones musicales propias de nuestro tiempo y es hora de ir sustituyendo las clásicas bandas sonoras que dieron sus primeros pasos a finales del siglo XIX con el fonógrafo, por la variedad de movimientos artísticos que hoy constituyen la música contemporánea.

     Que estas iniciativas sirvan para impulsar la música de vanguardia en nuestra ciudad de Pamplona; al fin y al cabo, es nuestra música y nuestra creación, no la de nuestros antepasados. ¿Y quién mejor para escucharla que nosotros mismos?

María Echegoyen


Apokalypsis, errebelazio baten sinbolo (22 de septiembre, Baluarte)

NAK18 (Foto: Ana Domínguez)
     Al igual que otras ediciones, Baluarte ha abierto este año sus puertas al Festival de Música Contemporánea de Navarra (NAK), con un claro objetivo: apostar por el talento local e incentivar el acercamiento de la música contemporánea al público navarro.

       En esta ocasión el foco residía en el nexo entre cine y música contemporánea, y cómo la unión de ambos elementos tiene como resultado la creación de un “todo” artístico. En pocas palabras, pretende demostrar que la utilización de bandas sonoras ya forma parte del recuerdo, y que debemos apostar porque los proyectos cinematográficos actuales vayan de la mano de las nuevas corrientes compositivas.Y es que, ¿por qué si el proyecto cinematográfico es nuevo no puede serlo también su acompañamiento musical? 

      La labor musical corrió a cargo de Ensemble Kuraia, agrupación musical fundada en 1997, y que dispone de un conjunto profesional de excelente calidad para la preparación y difusión de obras de compositores actuales. Dicha calidad se manifiesta en su participación constante en festivales y eventos de toda Europa y América Latina, como la Temporada de conciertos de Rondó, la Universität der Künst y Hochschule für Musik de Berlín o el FIMCC de Lima entre muchos otros. Además, la agrupación también colabora con diversos proyectos de difusión y pedagógicos con el Klangzeitort de Berlín o el Museo Guggenheim de Bilbao. En definitiva, una apuesta segura para cumplir las altas expectativas de este festival.

       El programa estaba organizado en tres obras artísticas, que si bien de distinta temática, mantenían perfectamente el hilo cine-música contemporánea. El evento quedó inaugurado con una breve presentación de las tres obras, dos de las cuales fueron explicadas pòr las propias compositoras, todo un acierto por parte del evento.

       La primera obra fue Mal(in)con(i)ci de la compositora Sonia Megías, con vídeo de Paola Boioli y música para flauta, clarinete, violín, violonchelo y piano. Mal(in)con(i)ci (juego entre las palabras italianas malconci y malinconici, maltrechos y melancólicos) nos presenta tres texturas sonoras distintas, las cuales pretenden enfatizar el uso tríptico de los colores en la representación visual.

    La segunda proyección fue Apokalypsis, errebelazio baten sinbolo, de la compositora María Eugenia Luc, fundadora y actual directora artística de Ensemble Kuraia.  El libreto, íntegramente en euskera, ha sido realizado por la propia compositora y el poeta guipuzcoano Juan Kruz Igerabide. Esta obra es una reinterpretación personal del libro del Apocalipsis de San Juan, pudiendo así realizarse visiones simbólicas de eventos actuales o pasados como síntomas de la destrucción humana y de la naturaleza de las que el propio ser humano es responsable. Un planteamiento cuanto menos interesante que pretende que el espectador se pare a pensar en su propia conciencia.

      Por último, pero no por ello menos interesante, éramos testigos de la interpretación de la obra Un soplo que vacía el pecho de Sergio Blardony sobre textos de Pilar Martín Gila. En esta, se nos presenta en un panorama puramente musical un elemento simbólico evidente: el rugido de un león, que se escucha mientras el cuidador del zoo intenta salvarlo de la guerra humana. Esta obra creó una atmósfera única e intimista, que paralizó por completo al público por su profundidad y crudeza.

      En definitiva, este evento ha servido no sólo para mostrar la posibilidad de un cambio musical en el panorama cinematográfico sino también su necesidad. Tal vez, y para siguientes ediciones, queda pendiente un objetivo: crear un interés real en el público general.

Iker Puente-Vea


El fantasma de la ópera (27 de septiembre, Filmoteca de Navarra)

NAK18 (Foto: Ana Domínguez)
    Acudí con algo de antelación a la Biblioteca de Navarra, ya que ese día (27 de septiembre, jueves), en el marco del Festival de Música Contemporánea de Navarra NAK, iban a proyectar en la Filmoteca de Navarra la versión de 1925 de “El fantasma de la ópera”, la primera adaptación cinematográfica conservada (hubo otra en 1916, pero no ha llegado a nuestros días) de la famosa novela escrita por Gastón Leroux en 1910. 

     Pero esa proyección no iba a ser como la original, sino que iba a estar acompañada con el estreno de una nueva banda sonora creada especialmente para la ocasión. Música de vanguardia para un clásico del cine mudo. Tradición e innovación, como es de costumbre en el Festival NAK, en el que el eje temático de la presente edición es la relación entre la música y el cine.

    Con el aforo de la Filmoteca de Navarra (176 butacas) prácticamente completo, el evento comenzó puntual, a las 20:00, cuando uno de los organizadores tomó la palabra para contextualizar brevemente el cine mudo y dar una breve explicación de lo que el público iba a ver y escuchar. Como dato curioso de su intervención, el estreno de esta película en Pamplona se dio el 16 de abril de 1926 en el Teatro Gayarre, y a él, según explicó el ponente, es posible que hubiera acudido a tocar el sexteto de Aramendia, de Cervantes o de Larra, activos por aquel entonces. 

    La banda sonora para aquella ocasión, claro está, fue muy diferente a lo que íbamos a escuchar las personas allí presentes. Tras esta breve introducción, dio la palabra a los creadores de la nueva banda sonora de la película, Hilario Rodeiro e Ignacio Fernández, integrantes del dúo NYCK, que resumieron el proceso de creación y grabación de la música, en el que también colaboraron algunos alumnos del Conservatorio Superior de Música de Navarra y del CTL FP de Imagen y Sonido.

   Finalizada la presentación, el público aplaudió y se hizo el silencio. Entre toses y carraspeos se apagaron las luces y comenzó la proyección. Las disonancias en los créditos iniciales fueron el augurio de que la antigua película no iba a contar con una banda sonora a la vieja usanza. En los 92 minutos que duró la proyección, se combinaron grabaciones de instrumentos clásicos (piano, instrumentos de cuerda, flauta, clarinete y acordeón), con interpretación en vivo de música electrónica, instrumentos de percusión y, aunque de manera anecdótica, de una tuba. 

    En ocasiones, la música parecía acompañar a la escena, reforzando lo que las imágenes querían transmitir, mientras que en otras las imágenes y el sonido no daban ninguna sensación de concordancia, causando de esta manera cierto desconcierto, que bien podía ser (o no) intencionado. 
No obstante, la constante de esta proyección audiovisual fue la angustia que la música en todo momento transmitía, una angustia que cobraba sentido con el argumento de la película.

   Cuando la proyección terminó, las luces se encendieron y, como el protocolo dicta, el público aplaudió. Aún se podía apreciar la cara de susto en algunos asistentes a los que sin duda les pilló por sorpresa esta innovadora experiencia musical, mientras que otros volvieron a casa satisfechos por lo que habían visto y oído. Y en el fondo de todas esas sensaciones, una reflexión: la gran importancia de la banda sonora en cualquier película (ni que decir en las de cine mudo) y la certeza de que con otra música el significado de la película cambiaría de manera más o menos significativa para los espectadores.

Iker Narbona

La luz de Dreyer (28 de septiembre, Civivox Condestable)

NAK18 (Foto: Ana Domínguez)
   
     Gracias al NAK el viernes de la última semana de septiembre tuvo lugar algo que no se suele ver muy a menudo. Y es que, en la ciudad de Pamplona, tuvimos la ocasión de escuchar una conferencia del compositor Sergio Blardony sobre las obras que se iban a interpretar, e incluso estrenar, esa misma tarde en el patio del Condestable. Además, estuvieron presentes tanto la poeta que escribió el poemario “Ordet” Pilar Martín Gila, sobre el que se inspiró el compositor para la primera obra, como la videocreadora de “Disembodied” Marta Azparren, sobre la que se inspiró para la segunda obra.

     El compositor en actitud muy cercana nos habló de sus dilemas a la hora de utilizar la voz en sus obras, del legado de los vanguardistas del s. XX, del uso y la importancia de la multidisciplinaridad, del por qué de las obras, así como de claves para entender y sentir la obra. La música actual de vanguardia está siendo explicada al público que quiera conocer los detalles de la obra, y lo más importante: comprenderla. De esta manera no parecerá que público y artista pertenezcan a universos distintos, si no que la palabra y la información servirán de catalizador para la convergencia en una estética actual y vanguardista.

    Es muy significativo que la charla tuviese una duración de una hora, pues la obra en sí tiene una duración parecida por lo que se puede asegurar que fue una charla profunda y con una intencionalidad de explicar bien el trabajo que se iba a exponer dos horas más tarde.
A pesar de la gran oportunidad que suponía esta charla/presentación apenas acudieron 15 personas en total a un lugar preparado para más de 70 personas. Esto nos dice mucho sobre el panorama y la actitud de querer comprender del público de hoy en día. Quizás también era mucho pretender tener a la gente presente de 18:00 (hora de inicio de la charla) a 21:00 (hora de finalización de la obra) en Condestable, pero al menos se dio la oportunidad de conocer y escuchar al compositor.   
   
   El concierto estuvo presentado por las personas organizadoras del NAK, las cuales hablaron, entre otras cosas, de la necesidad de reivindicar la música y cine de autor. La organizadora terminó la presentación y dio paso a la obra con una frase muy certera y apropiada para el momento que decía: “La vanguardia no solo artística, sino también de pensamiento es la que nos permite mirar al futuro.”

    La obra comenzó jugando con la incertidumbre misma de sí había comenzado, pues las luces se apagaron y aparentemente no ocurría nada. Sin embargo, sí que estaban ocurriendo cosas solo que no delante del público si no por el edificio. El autor siendo coherente con su discurso a la hora de adaptarse al lugar, hizo que la actriz recorriera los pisos del Condestable aprovechando así el potencial del espacio. 

    También se vio reflejado en la puesta en escena la teoría que proponía el autor sobre la centralidad en el escenario de las personas intérpretes, ya que estas siempre están en el centro y si hay una propuesta de vídeo siempre se queda de fondo. En este caso, el vídeo estaba en frente del público y los instrumentistas a los lados del público o incluso en otro piso.

     Se pudieron apreciar muchas ideas y propuestas que el autor había explicado en la charla, como por ejemplo el registro exclusivamente grave y agudo de los instrumentos con la idea de evitar generar un cuerpo sonoro más sólido.

    La obra duró algo menos de una hora, sin embargo, hubo mucho público que por un motivo u otro abandonó el lugar durante la representación. Es duro ver como después de tanto tiempo invertido y tanto esfuerzo dedicado, entre otras cosas para que sea gratis, haya personas que decidan no enfrentarse a algo nuevo y actual. 

   Como músicos, organizadores, compositores etc. tenemos la tarea de descubrir cómo hacer llegar estas nuevas estéticas al público de ahora, y como lograr que se queden. Pero como público, también tenemos la responsabilidad de generar y darle lugar a la lucha interna entre lo que sabemos que nos gusta y estamos acostumbrados frente a lo nuevo, lo de esta época y lo que nos debería hacer sentir que estamos en el presente.

    Estas nuevas propuestas musicales serán aceptadas, valoradas y disfrutadas en el futuro de una manera más popular sin duda. La cuestión es que tenemos la posibilidad de hacerlo ahora, de disfrutar con la realidad que se genera ahora mismo, podemos no dejarlo para el futuro. Como decía el poema de Pilar Martín Gila interpretado en la obra “La luz de Dreyer”: “Nada detiene el paso de lo real.”

Asier Arizkorreta

jueves, 2 de agosto de 2018

NAK 2018 FESTIVAL DE MÚSICA CONTEMPORÁNEA DE NAVARRA / NAFARROAKO MUSIKA GARAIKIDEAREN JAIALDA


El Festival de Música Contemporánea de Navarra / Nafarroako Musika Garaikidearen Jaialdia, NAK 2018, presenta su cuarta edición, que va a tener lugar en Pamplona, del 21 al 29 de septiembre de 2018.
NAK es un evento motivado por la necesidad de promover iniciativas que permitan el estreno y difusión de obras de música contemporánea en la Comunidad Foral, así como de apoyar a compositores e intérpretes locales. Tras la buena aceptación de anteriores ediciones, nuestro objetivo sigue siendo consolidarnos como un punto de encuentro entre creadores y público en el que confluyan música, creación, pensamiento estético, así como un enfoque didáctico en todas las actividades.
El festival, promovido por el Centro de Música Contemporánea Garaikideak, y organizado conjuntamente con la Red Civivox del Ayuntamiento de Pamplona, cuenta en su cuarta edición con la colaboración del Gobierno de Navarra, INAEM, Fundación Caja Navarra, Filmoteca de Navarra, Fundación Baluarte, CTL FP Imagen y Sonido, Arión, Conservatorio Superior de Música de Navarra, Conservatorio Profesional “Pablo Sarasate”, Asociación de Musicología de Navarra y Fundación Atena.


La programación de NAK 2018 contempla un programa multidisciplinar integrado por talleres, presentaciones y conciertos, varios de ellos con obras inéditas, reforzando los objetivos planteados en anteriores ediciones.
El festival mantiene la idea de establecer un eje temático como nexo de unión de la programación que tiene especial relevancia en esta edición, ya que todas las actividades tomarán como punto de partida la música y el cine, presentando varias propuestas que analizarán, desde la perspectiva de la creación e interpretación, la utilización de la música de vanguardia en relación al medio cinematográfico, tratando diversos aspectos que rodean la ambientación musical en relación con la imagen; promoviendo, además de la difusión, creación e interpretación de música contemporánea, la creación cinematográfica.

ESPACIOS: Civivox Condestable, Civican-Fundación Caja Navarra, Filmoteca de Navarra, Baluarte, Conservatorio Superior de Música de Navarra y CTL FP Imagen y Sonido.
FORMACIONES: Ensemble Garaikideak, Coral Etxarri Aranatz, Ensemble Kuraia, Nyck y Fundación Atena.
COMPOSITORES INVITADOS: Sergio Blardony y Philippe Laval.
REALIZADOR INVITADO: Oskar Alegría Suescun.
SOLISTAS: Andrés Gomis, Dorota Grzeskowiak, Uxue Roncal y Javi Pérez.
COLABORADORES: Alicia Torrea, Prado Pinilla, Marta Azparren, Alberto Cañada,  Asociación de Musicología de Navarra, Asociación Befaco, CTL FP Imagen y Sonido.


jueves, 8 de marzo de 2018

HEGO HAIZEAK EN EL CICLO "MIRADAS DE CULTURA CONTEMPORÁNEA"




  
Dentro del ciclo “Miradas de Cultura Contemporánea”, promovido por el Ayuntamiento de Pamplona, tendrá lugar el concierto de la Banda de Txistus HEGO HAIZEAK.  

El concierto, que tendrá lugar el viernes 16 de marzo a las 19.30h. en el Civivox San Jorge, es una propuesta multidisciplinar que aúna música y videoproyección, y que tiene, como eje central, la música contemporánea escrita para txistu, que estará acompañado de electrónica, acordeón e instrumentos de percusión.

El programa, de estilos diversos, aborda desde la música tonal hasta la música más vanguardista, y se interpretarán obras de Joaquín Lecumberri, Hilario Extremiana, Maria Eugenia Lluc, Joxean Llorente, e Urtzi Iraizoz, Además, destacan dos obras del compositor y director Rodrigo de Santiago.
  
La Banda de Txistus Hego Haizeak está formada por los músicos Xabier Olazabal, Aitor Urquiza, Ainara Martínez -integrantes del Centro de Música Contemporánea Garaikideak-  Karlos Peñaranda y Beñat Lopez en la parte musical; y el videocreador Iker Oiz en la parte visual.


       PROGRAMA

        -Honai - Hilario Extremiana
                           -Hiru gutixi - Urtzi Iraizoz
                           -Suite Atlántica - Joaquín Lekumberri
                           -Nocturno y Final - Rodrigo de Santiago
                           -Fantasía Homenaje - Rodrigo de Santiago
                           -Zugarramurdi - Urtzi Iraizoz
                           -Zargan - María Eugenia Lluc
                           -5 Apuntes para txistu - Joxean Lorente

viernes, 17 de noviembre de 2017

CRÓNICA DE NAK 2017, por LAURA LEGIDO

LAURA LEGIDO, estudiante de Musicología en el Conservatorio Superior de Música de Navarra, nos escribe esta emocionante crónica de la pasada edición de NAK.  
Sumamente agradecidos por sus palabras, no podemos sino compartirlas con vosotros en este post. Gracias, Laura!

CRÓNICA DE NAK 2017, por LAURA LEGIDO

NAK se afirma en Pamplona como el principal foco de luz sobre la música contemporánea, especialmente la creada por compositores locales, sobre los cuales ha girado este evento. 
En los seis conciertos realizados se han estrenado trece obras inéditas, compuestas específicamente para la ocasión.

Tal como explican en su página web, el festival persigue, entre otros objetivos, la cooperación entre todos los agentes que influyen en la cultura, con el propósito de hacer de los ciudadanos de Pamplona espectadores críticos. Esta cooperación es un factor necesario para asegurar una vida musical rica y variada, que cubra los requerimientos de los profesionales de la música y que satisfaga las necesidades de los espectadores.

La cultura, al fin y al cabo, es un derecho fundamental del ser humano, y las instituciones, especialmente las públicas, deben abogar por un modelo de gestión que ofrezca una respuesta satisfactoria a las principales demandas de los ciudadanos.

Por ello es importante destacar el trabajo realizado en la organización entre el Centro de Música Contemporánea Garaikideak y la Red Civivox del Ayuntamiento de Pamplona para aunar sus fuerzas con la colaboración del Gobierno de Navarra, Fundación Caja Navarra, Fundación Baluarte, Orquesta Sinfónica de Navarra, el Conservatorio Superior de Música de Navarra, CTL Formación Imagen y Sonido, Arión, Asociación de Musicología de Navarra, Asociación Befaco y Fundación Atena.

Muy diversas actividades componen el programa de esta edición. Además de los seis conciertos antes mencionados encontramos tres talleres que se enfocan a profesionales y estudiantes de música, aunque están abiertos a cualquier interesado.

Con ellos se cubren el emprendimiento y la gestión de proyectos musicales, “Soundpainting” o composición de música en vivo, o el conocimiento y manejo del hardware musical. Estos tres talleres se complementan con cuatro conferencias en las que pudimos escuchar a algunos de los compositores, intérpretes y gestores hablar, desde múltiples perspectivas, sobre los problemas concernientes a la composición e interpretación musical actual, los nuevos lenguajes e incluso un interesante coloquio sobre el papel de las mujeres en la música.

2017 ha sido designado el Año Internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo, por lo que el festival, demostrando una vez más que la música es testigo fiel de la realidad social en la que se genera, trata de, citando textualmente de la web de la organización, “manifestar musicalmente anhelos e ideas profundamente humanas y actuales, como la conciencia de la escasez de recursos, el extrañamiento del individuo respecto a la naturaleza, la atracción por el vacío y lo incognoscible, el hecho religioso y un sentido de la ecología como mensaje vital, ético y conservacionista”.

La música se ha rodeado siempre de un aura mágica, de un poder místico que casi asusta, por su capacidad para expresar lo que las palabras no pueden. Cómo afirmaban en la clausura del festival Ignacio Fernández Galindo, del CMC Garaikideak, y Yolanda Campos, coordinadora y directora artística del festival, desde Garaikideak y desde la organización del NAK se mira al pasado, a la tradición heredada, y desde la mayor humildad se proyecta a futuro, se actualiza la música.

Es por esa conexión de la música con el contexto en que se genera por lo que surge la exploración de los territorios sonoros del aire, la tierra y el agua como eje temático surgido de la reflexión estética e interpretativa respecto a la sostenibilidad y la relación del ser humano con la naturaleza.

Seis conciertos, seis sonoridades estructuran la programación de esta propuesta.
En el territorio del aire encontramos a Tamhá Ensemble, que explora las sonoridades y registros de los instrumentos de viento que la forman, y a Silboberri Txistu Elkartea, perfecta representación de la coexistencia e interrelación de la tradición y la innovación, al más puro espíritu NAK.

El territorio de la tierra comienza con el concierto de la Orquesta Sinfónica de Navarra “Territorio Cello”. La orquesta, fundada por Pablo Sarasate en 1879, es la más antigua de las orquestas españolas en activo, y pese a la fuerza con la que persiste el repertorio canónico en su programación, es un referente a nivel estatal en cuanto a su labor como foco de difusión de la música de creación actual y su colaboración con los más grandes nombres del panorama musical actual. El territorio terrestre continúa con el doble concierto de Pilar Rius Fortea y David Hernando Vitores, en el que no sólo se exploró el “Sound in progress”, sino también la multiculturalidad, y con el Ensemble Próxima Centauri, de gran prestigio internacional, y uno de los platos principales de esta edición.

Para finalizar la exploración, el territorio acuático quedó cubierto con la propuesta final, uno de los grandes proyectos del CMC Garaikideak, el concierto multisensorial “Uracqua” creado en torno al agua con la colaboración de Acrónica Producciones. El agua, una de las más potentes fuerzas de la naturaleza y base fundamental de la vida, se encuentra en todo tipo de estados, tal y como lo hace la música. Cuatro obras, cuatro sonoridades, cuatro imágenes, cuatro fuerzas. La música, al igual que el agua, nos moja y nos cala hasta la médula, nos mueve, nos arrastra, nos sacude y nos ahoga con su fuerza descomunal, para después mecernos como las olas del mar, calmo pese a sus corrientes, en la orilla.

Pamplona, pese a lo tristemente minoritario de la música contemporánea, incluso entre los músicos, respondió bien a la innovadora y atrevida propuesta. Si bien los talleres y conferencias, más dirigidas a los futuros profesionales de la música, en su mayoría dormidos en la comodidad de los conservatorios, tuvieron una escasa participación, las salas de conciertos cumplieron con creces las expectativas de asistencia.

Poco a poco, gracias a iniciativas como esta o los ciclos de Músicos en la Jungla y Musync, además de las propuestas de otras entidades de la Comunidad Foral de Navarra, se va despertando el interés por la música contemporánea, que tan desconectada del público ha estado en décadas pasadas. 

La música, pese a lo especializado y profundo de sus estudios, va más allá. Su esencia es más puramente humana, nace de la necesidad personal, y no existe más allá del hecho sonoro. Existe por y para las personas. Los oídos no tienen párpados, y aunque algunos sigan apagados, tenemos la suerte de contar con estas aún pequeñas llamas del cuarto elemento, que incluso fuera de la programación está presente, y empieza a quemar fuerte.

LAURA LEGIDO
Alumna de Musicología del Conservatorio Superior de Música de Navarra

martes, 22 de agosto de 2017

NAK 2017 FESTIVAL DE MÚSICA CONTEMPORÁNEA DE NAVARRA / NAFARROAKO MUSIKA GARAIKIDEAREN JAIALDA


El Festival de Música Contemporánea de Navarra / Nafarroako Musika Garaikidearen Jaialdia, NAK 2017,  presenta su tercera edición, que va a tener lugar en Pamplona entre el 14 y el 23 de septiembre. Un evento motivado por la necesidad de promover iniciativas que permitan el estreno y difusión de obras de música contemporánea en la Comunidad Foral, así como de apoyar a compositores e intérpretes locales.
Se contempla un programa multidisciplinar que integra 4 conferencias, 3 talleres y 6 conciertos, en los que participarán más de 100 músicos y en los que se estrenarán 13 obras inéditas creadas en exclusiva para este festival. Como grandes apuestas, se contará con la participación de Proxima Centauri, uno de los ensembles más prestigiosos de Europa. Además, la colaboración con la Orquesta Sinfónica de Navarra da un giro, impulsando obras de compositores navarros o residentes en Navarra como Koldo Pastor, Jesús Echeverría y Joseba Torre Alonso. 

NAK 2017 está promovido por el Centro de Música Contemporánea Garaikideak y organizado conjuntamente con la Red Civivox del Ayuntamiento de Pamplona. Cuenta con el patrocinio del Gobierno de Navarra, así como con la colaboración de Fundación Caja Navarra, Fundación Baluarte, Orquesta Sinfónica de Navarra, Conservatorio Superior de Música de Navarra, Asociación de Musicología de Navarra, Fundación Atena, CTL Formación Imagen y Sonido y Arion.

PROGRAMACIÓN
NAK 2017 mantiene la idea de establecer un eje temático, más allá de las propuestas conceptuales de autores e intérpretes, como nexo de unión de toda la programación. Esta vez, tomamos como punto de partida la celebración en 2017 del “Año Internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo”, que tiene como destino promover una mejor comprensión entre los pueblos, adquirir conciencia del patrimonio de las diversas civilizaciones y apreciar sus valores inherentes, contribuyendo al fortalecimiento de la paz en el mundo. Queremos manifestar a través de la música anhelos e ideas profundamente humanas y actuales, como la conciencia de la escasez de los recursos, el "extrañamiento" del individuo respecto a la naturaleza (physis), la atracción por el vacío y lo incognoscible, el hecho religioso y un sentido de la ecología como mensaje vital, ético y conservacionista.
A partir de esta idea, el festival propone la exploración de TERRITORIOS SONOROS de aire, tierra y agua, como parte de la diversidad y riqueza que integra nuestro patrimonio musical. Una propuesta que invita a la búsqueda de seis sonoridades diferentes, y que tendrá su punto culminante en URACQUA, la nueva producción del CMC Garaikideak.
Alrededor de la simbología y de la mitología del agua surge una reflexión estético-interpretativa respecto a la sostenibilidad y la relación del hombre con la naturaleza.

TERRITORIO 1: SONORIDADES DE AIRE (instrumentos aerófonos)
-TAMHÁ ENSEMBLE
-SILBOBERRI TXISTU ELKARTEA

TERRITORIO 2: SONORIDADES DE TIERRA (instrumentos acústicos /electrónica)
-ORQUESTA SINFÓNICA DE NAVARRA
-PILAR RIUS / DAVID HERNANDO
-PROXIMA CENTAURI

TERRITORIO 3: SONORIDADES DE AGUA (propuesta multidisciplinar)
-CMC GARAIKIDEAK - ACRÓNICA PRODUCCIONES

ESPACIOS: Civivox Condestable, Baluarte, Conservatorio Superior de Música de Navarra y CTL Formación Imagen y Sonido.
FORMACIONES: Orquesta Sinfónica de Navarra, Proxima Centauri, Tamhá Ensemble, Silboberri Txistu Elkartea y Ensemble Garaikideak.
DIRECTOR INVITADO: José Trigueros.
COMPOSITORES INVITADOS: Jesús Echeverría, Koldo Pastor y Joseba Torre.
SOLISTAS: David Johnstone, Pilar Rius Fortea y David Hernando Vitores.
CONFERENCIANTES Y COLABORADORES: Manuel Gil, Maribel Roldán, Patxi Damián Rodríguez, Xabier Armendáriz, Asociación de Musicología de Navarra, Asociación Befaco, CTL Formación Imagen y Sonido y Fundación ATENA.



martes, 30 de mayo de 2017

CMC GARAIKIDEAK en el “NADISMO & ZEN” del COLECTIVO SOPHOCO

     
Del 8 al 18 de junio, en el Palacio de Congresos de Jaca, tendrá lugar la exposición NADISMO & ZEN, un proyecto fotográfico del COLECTIVO SOPHOCO basado en el minimalismo de la filosofía Zen y que tiene, en la breve intensidad del poema haiku, uno de sus máximos exponentes.

El nadismo como símil de la nada, la ausencia o inexistencia de objetos, que solo es posible imaginarla en el cuarto oscuro del fotógrafo o en la lectura de un poema; una reflexión artística que incluye otros conceptos universales como la nada, el vacío, el círculo, la luz/oscuridad o la proporción aúrea.

El proyecto cuenta con el acompañamiento de varias obras musicales compuestas por Ignacio Fdez. Galindo y Yolanda Campos Bergua, autores del Centro de Música Contemporánea GARAIKIDEAK, entidad dedicada a la creación y difusión de la música contemporánea en Navarra, y que colabora en este proyecto mediante la cesión de las obras.

    





Sin flores ya el cerezo, 
el templo Onjôji
vuelve a la quietud

UESHIMA ONITSURA









     En palabras de sus autores, NADISMO & ZEN es un proyecto fotográfico que nace paseando por la ría de Pontevedra, bajo el kigo de la niebla otoñal…

     “El haiku es una instantánea de la realidad emocional, la elaboración poética esencial de un sentimiento surgido en la contemplación de la naturaleza, para el que no hay nada que no merezca transformarse en poesía. Y el haiku añade también una referencia a las cinco estaciones del año japonés: es el KIGO, la palabra que evoca la primavera, verano, otoño, invierno y año nuevo, que nos sitúan en el estado de ánimo necesario para la contemplación.”







Profundamente emocionado
por seguir vivo...
hora de remendar mis ropas.

TANEDA SANTÔKA

lunes, 1 de mayo de 2017

CMC GARAIKIDEAK EN EL DÍA DE EUROPA / EUROPAREN EGUNA 2017


El Día de Europa es una celebración que tiene lugar cada 9 de mayo en la Unión Europea, en recuerdo de la denominada Declaración Schuman.

El ministro francés de exteriores, Robert Schuman, dio el primer paso para la integración de los estados europeos al proponer que el carbón y el acero de Alemania (entonces República Federal Alemana) y Francia (y los demás países que se adhirieran) se sometieran a una administración conjunta, impulsando la creación de la primera Comunidad Europea: la del Carbón y Acero, siendo este hecho el que dio lugar al origen de la actual Unión Europea.

El acto, promovido por la Delegación del Gobierno de Navarra en Bruselas / Nafarroako Gobernuaren Bruselako Ordezkaritza y patrocinado por el Gobierno de Navarra / Nafarroako Gobernua, cuenta con la colaboración del Centro de Música Contemporánea GARAIKIDEAK en la interpretación de tres conciertos conmemorativos; un recorrido musical que abarca desde el siglo XX hasta obras de muy reciente creación (2016); tres propuestas diferentes articuladas sobre distintos lenguajes artísticos.

El concierto del día 6, interpretado por el Ensemble Espacios Tímbricos, ofrecerá un programa de compositores actuales, con obras escritas entre 2012 y 2016, algunas de ellas compuestas exclusivamente para esta inusual formación.

El día 8, la propuesta musical del Cuarteto Amets, nos trasladará, desde la música de vanguardia más reciente hasta el repertorio del siglo XX, poniendo especial énfasis a los creadores de esta centuria.

Para finalizar el ciclo, el día 9 de mayo, y de la mano de tres de las intérpretes del Ensemble Garaikideak, la propuesta se centrará en el repertorio vocal, con obras del siglo XX para flauta, voz y arpa. 

PROGRAMA
SÁBADO 6 MAYO
PLAZA SAN NICOLÁS, 19.00 h. PAMPLONA / IRUÑA
ENSEMBLE ESPACIOS TÍMBRICOS

Intérpretes: Bea Monreal (oboe), Sergio Eslava (saxos), David Johnstone (violonchelo)

Minuet y musette        G. PFEIFFER


Chiaroscuro                 ETIENNE ROLAND


Saxobello                    DAVID JOHNSTONE


Espacios tímbricos       YOLANDA CAMPOS BERGUA


Strange things              GORKA PASTOR


Pequeñas piezas           J. FEBLAND
                *Jazz Etudette
                *No picnic
                *Never write a funny waltz
                *Tango Etudette

LUNES 8 MAYO
PLAZA SAN NICOLÁS, 19.00 h. PAMPLONA / IRUÑA
CUARTETO AMETS
Intérpretes: María Morera Ballester (flauta), Ekaitz Mardaras Bisquert (oboe), Ivan Arostegui Acosta (clarinete), Lorea Gurruchaga Bengoechea (fagot) 


El Sueño de Tania                                      IGNACIO FDEZ. GALINDO

Trois pièces pour une musique de nuit         EUGÈNE BOZZA

Pas de Quatre                                            MARY CHANDLER

Quatuor                                                     JEAN FRANÇAIX


Danzón nº2.                                                ARTURO MÁRQUEZ


Deux mouvements                                      JACQUES IBERT


Quartet for winds                                       K. EDUARD GOEPFART



MARTES 9 MAYO
UNIVERSIDAD PÚBLICA DE NAVARRA, 19.00 h. PAMPLONA / IRUÑA
ENSEMBLE GARAIKIDEAK
Intérpretes: Irene Villar (flauta), Dorota Grezskowiak (soprano), Alicia Griffiths (arpa)


Vocalise                                                    ANDRÉ PREVIN
Viens! Une flûte invisible soupire                ANDRÉ CAPLET
And Everything is Still                                 ANDY SCOTT