Videos CMC

Loading...

viernes, 6 de enero de 2012

EISLER EN EL RECUERDO: CATORCE MANERAS DE DESCRIBIR LA LLUVIA (1941)

En el año 1941, Hanns Eisler (Leipzig, 1898 - Berlín, 1962) compuso una obra interesantísima, suficiente por sí misma para reclamar la atención y el respeto que se merece este autor. Esta obra es el quinteto Vierzehn Arten den Regen zu beschreiben (Catorce maneras de describir la lluvia), basada en la música creada por el compositor para la película experimental LLUVIA (Regen, 1929) del realizador holandés Joris Ivens. Esta película, de la que extraemos un fragmento subido a You Tube, muestra imágenes de Amsterdam bajo la lluvia y cómo cambia su aspecto durante un espacio de tiempo. La forma del tema con variaciones del quinteto es muy sugerente para que los cambios en el paisaje urbano se asocien a la música. Y Eisler parte de una serie expuesta al comienzo que va modificándose, según sus palabras, va evolucionando desde el naturalismo más simple de una pintura detallada y sincrónica hasta los contrastes extremos en los que la música reflexiona más allá de la imagen. Esta misma cita podía haberla expuesto perfectamente otro pionero del cine: el realizador ruso Dziga Vertov (su película El hombre con la cámara, de 1922, es sorprendentemente actual)

Hay otro detalle que también ayuda a comprender la obra. Eisler la compone en 1941, cuando se encuentra lejos de Alemania, exiliado a la fuerza por el nazismo dado su compromiso político, el mismo que, curiosamente, también le obligó a abandonar Estados Unidos. La lluvia, en la película de Ivens, está asociada con la tristeza. Pero como siempre en Eisler, hay un lugar para la ironía y pensó en titularla en un principio Catorce maneras de estar triste con dignidad. Es ésta una auténtica obra maestra, poética y distante a la vez en lo expresivo, pero ciertamente dotada de un innegable poder de atracción y cuya perfección formal es ejemplo de un aventado discípulo de Schönberg.

Las reminiscencias schönbergianas aparecen también en la plantilla elegida para la obra, en una clara alusión al Pierrot Lunaire: flauta, clarinete, violín (en ocasiones viola), violonchelo y piano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario